INICIO | QUIÉNES SOMOS | CONTACTO | AVISO LEGAL | INICIAR SESIÓN
Salud del niño

Claves para la alimentación de tu bebé

Claves para la alimentación de tu bebéLa alimentación de los bebés durante su primer año de vida es un aspecto fundamental para su correcto desarrollo y para que puedan crecer fuertes y sanos. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado un informe al respecto en el que recomienda la lactancia materna únicamente hasta que el infante alcance los seis meses, aunque también sugiere alternativas como, por ejemplo, el uso del biberón.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es saber elegir el momento perfecto para introducir sólidos en la dieta de nuestro pequeño y aumentar, progresivamente, la variedad de alimentos que le damos. Dada su prioridad, hemos querido darle a este tema la importancia que se merece y por eso le hemos dedicado esta categoría en la que os daremos toda la información que necesitáis para que podáis alimentar correctamente a vuestro hijo.

La lactancia materna

Empezaremos hablando de uno de los temas más importantes, la lactancia materna o con biberón. Si bien es cierto que la leche materna proporciona al lactante todos los nutrientes que necesita para un desarrollo y crecimiento favorables, comparte defensas que ayudan a evitar enfermedades y contribuye a una relación madre-hijo más cercana e íntima, en ocasiones puede generar cierta incomodidad y molestias.

Además, la madre debe mantener una dieta muy estricta para poder alimentar al infante y disponer siempre del tiempo necesario para hacerlo ya que las tomas, sobre todo al principio, son muy frecuentes. Por todo esto, nosotros también recomendamos el biberón como alternativa. La leche para lactantes aporta todo lo que el bebé necesita durante sus primeros seis meses de vida y es más difícil de digerir que la leche materna por lo que reduce el número de tomas. También es una opción contar con un sacaleches eléctrico para poder dar tomas de leche de la madre en un biberón.

No solo eso, todas las marcas incluyen en las etiquetas cantidades orientativas para cada toma en función de la edad y una lista de todos los alimentos que integran para que puedas consultar tranquilamente con tu médico si le conviene o no a tu niño. Preparar el biberón es tremendamente fácil y apenas requiere un par de minutos. Es genial ya que cualquiera puede hacerlo y no requiere que la madre esté siempre pendiente de si el bebé tiene hambre o no.

Introducción de alimentos sólidos

La introducción de alimentos sólidos por medio de la alimentación complementaria es otro aspecto esencial del que vamos a hablar a continuación. Añadir nuevos alimentos a la dieta de nuestro pequeño es algo que deberíamos empezar a hacer a partir de los cuatro o seis primeros meses de vida, siempre consultándolo primero con nuestro médico de confianza, por supuesto.

Incluiremos alimentos sólidos siempre por separado, dejando unos días entre uno y otro para observar cómo le sienta al bebé y cómo responde su organismo. Empezaremos con cantidades muy pequeñas y, gradualmente, las iremos aumentando de tal forma que el bebé se pueda acostumbrar al sabor y no sea un cambio demasiado brusco.

No existen unas pautas universales para la introducción de cada alimento y dependerá principalmente del ritmo de desarrollo y crecimiento de nuestro bebé. Nosotros recomendamos añadir primero cereales y frutas como el plátano y la manzana que son alimentos bastante fáciles de digerir y muy ricos en vitaminas.

Alimentos como las verduras y hortalizas, así como la carne los incluiremos en su dieta a partir de los seis o siete primeros meses de vida. Lo haremos siempre en forma de purés y evitaremos añadir alimentos como las espinacas, coles o repollos hasta que sepamos con certeza que el bebé responde bien al resto de verduras. El pescado lo introduciremos a partir del décimo mes y con especial cuidado debido a su alta capacidad alergénica y las legumbres entre los 15 y los 18 meses y siempre en pequeñas cantidades.

Finalmente, podemos incluir las leches de continuación a partir del primer año de vida pero solo hasta los tres años como máximo. Los alimentos lácteos, así como la leche entera de vaca los introduciremos a los doce meses pero también con mucho control y cuidado.

También te recomendamos:
Categorías: Salud del niño,
Compártelo:
Saludalia Social
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña